Kungfu Wudang | Zhang San Feng | Gran Maestro Wong Kiew Kit


El primer Patriarca de Kungfu Wudang generalmente se conoce como el gran Zhang San Feng. Zhang San Feng fue un sacerdote taoísta que vivió hacia el final de la dinastía Song en el siglo XIII. Después de graduarse del famoso Monasterio Shaolin, la fuente de Kungfu Shaolin, Qigong y Zen, Zhang San Feng continuó su práctica de artes marciales y su desarrollo espiritual en el Templo de la Cumbre Púrpura en la Montaña Wudang, que es una de las más importantes de las montañas sagradas del Taoísmo.


En ese momento se llamaba Kungfu Wudang para diferenciarlo del Kungfu Shaolin Henan en el Monasterio Shaolin del norte, y más tarde el Kungfu Shaolin Fukian en los Monasterios Shaolin del sur en Quanzhou y Jiulianshan. Cuando Shaolin Kungfu se extendió a Guangdong después de la quema de los monasterios de Shaolin del sur, se lo conoció como Kungfu Shaolin Guangdong.


Un día, Zhang San Feng presenció un combate entre una serpiente y una grulla aunque algunos documentos dicen que fue un gorrión, y esto lo inspiró a modificar su Kungfu Shaolin comparativamente duro en un estilo más suave que entonces se conocía como Puño Largo de 32 Patrones Wudang. Éste luego se convirtió en Taijiquan.


Zhang San Feng fue el primer maestro en descartar los métodos de entrenamiento externos como golpear sacos de arena, clavar las palmas en gránulos y practicar con pesas, y en enfatizar los métodos internos como el control de la respiración, la canalización del qi y la visualización. Por lo tanto, a Zhang San Feng, se le considera el primer patriarca del Kungfu interno, que incluye Taijiquan, Pakua Kungfu y Hsing Yi Kungfu.


A continuación les muestro mi versión del conjunto de Kungfu Wudang que aprendí de mi maestro, el Gran Maestro Wong Kiew Kit, sucesor directo de cuarta generación del Venerable Jiang Nan del famoso Monasterio Shaolin en Quanzhou, China y Gran Maestro del Instituto Shaolin Wahnam de Kungfu, Qigong y Zen.


Aprender esta forma es el reto mayor que he encontrado hasta ahora en todos mis años de práctica. Me proporciona la mejor oportunidad de avanzar en mi entrenamiento hacia la maestría del pináculo de la práctica de Kungfu Shaolin, el Kungfu Wudang, y la maestría de mi propia naturaleza enriqueciendo mi vida en todos sus dimensiones de jing / forma, qi / energía y shen / espíritu.


Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero con suerte espero mejorar.